La gata de Karl Lagerfeld hereda su fortuna

Share Button

Karl Lagerfeld amaba realmente a su gata, la consideraba una hija y no la dejaba sola en ningún momento, ya que viajaba con ella y la llevaba a sus desfiles y todo tipo de eventos.
El diseñador aseguró en vida que cuando él faltara, su gata no sólo seguiría manteniendo todos los cuidados asegurados, sino que también heredaría parte de su fortuna.
La suma aproximada que heredará la gata Choupette, la felina de 7 años de edad será de 150 millones de dólares.




En su momento, el diseñador describió a Choupette diciendo: “Es el centro de mi mundo.
Ella odia a otros animales y odia a los niños, ella vive como diva: tiene dos “niñeras” personales encargadas no solo de cepillar su pelo blanco cuatro veces al día, darle tratamiento a sus ojos azulados y llevarla al médico una vez por mes”.
Tres kilos y medio de una personalidad glamorosa.
Choupette -decía el Kaiser de la moda- es como la Infanta Margarita en “Las Meninas” de Velázquez: toda la atención gira en torno a ella.


La gata pasa el día lamiéndose y odia que le brinden cuidados excesivos, como pintarle las garritas, también aborrece que la perfumen.
Algo que sí adora es saltar a mis brazos para pasearla como a un bebe por el departamento”.
La persona que lleva la cuenta de Choupette en Instagram publicó el día que falleció el diseñador un emotivo mensaje: “Estoy eternamente agradecida por la vida y el amor que me dio a través de la adopción y nunca olvidaré los momentos que compartimos viajando, explorando y creando”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *