Celos o desconfianza

Share Button

La desconfianza y los celos tienen tantos puntos en común que suele ser difícil entender que se trata de dos problemas diferentes

Los celos producen sentimientos angustiantes, quienes los padecen viven en un infierno de dudas, sospechas y temores, aunque en la realidad no tengan motivos reales que justifiquen su actitud.
La desconfianza también puede causar celos, sospechas y temores, pero es un sentimiento racional que surge como consecuencia de malas experiencias pasadas o presentes.

Celos o desconfianza

¿Qué son los celos?

La persona celosa no tiene temor a algo concreto, puede haber motivos para sentir celos o no haberlos en absoluto, pero vive con una sensación permanente de que de algún modo está siendo engañada o lo será en un futuro cercano.
Los celos no se enfocan unicamente en posibles infidelidades, sino en todo aquello que su pareja pueda hacer a sus espaldas.

Los celos pueden llegar a volverse obsesivos, en esos casos el celoso o la celosa vivirán analizando cada gesto o palabra de su pareja en busca de descubrir mentiras o posibles engaños.
El celoso obsesivo con frecuencia imagina situaciones en las cuales su pareja es protagonista de engaños, pero no separa la realidad de la imaginación, da por ciertas las conclusiones a las que llegó y eso le proporciona motivos de sufrimiento que no son reales, pero no por ello deja de sentir angustia y dolor.


¿Qué es la desconfianza?

La desconfianza siempre tiene motivos, ya que surge como resultado de haber sufrido engaños anteriores.
Cuando una persona ha sido engañada por su pareja puede reaccionar alejándose o perdonando, pero en ninguno de los dos casos olvidará el engaño.
Aún si trata de superar ese engaño o esa infidelidad, será muy difícil que vuelva a recuperar la confianza y posiblemente comience a sentir celos, dudas y temores, pero esos sentimientos están basados en la mala experiencia que ha vivido y no se trata de obsesiones sin fundamentos.

Quien ha sido víctima de engaños, seguramente sufrió mucho a causa de esa situación y tratará de no volver a pasar jamás por la misma experiencia. Para evitar que eso vuelva a ocurrir estará constantemente en alerta, creyendo que de esa forma podrá detectar e impedir, hasta la más mínima posibilidad de ser engañado nuevamente.
Sin darse cuenta estará viviendo en un constante sufrimiento por algo que ya pasó y que tal vez podría volver a suceder.

¿Sentimos celos o tenemos motivos para desconfiar?

Nadie nos conoce mejor que nosotros mismos, por lo tanto tendremos que analizar los sentimientos que nos conducen a adoptar determinadas actitudes y tratar de entender cual es el verdadero motivo de esas sensaciones mezcla de temor, celos y rabia que aparecen en situaciones puntuales.
Podemos intentar razonar objetivamente, separar la realidad de los miedos y tomar en cuenta sólo aquello que tiene causas lógicas, de esa forma sabremos si lo que sentimos son celos sin motivos o se trata de desconfianza basada en malas experiencias anteriores.

Tanto los celos como la desconfianza son sentimientos negativos que debemos tratar de superar, dejar de lado las emociones negativas es un trabajo que requiere constancia y lleva su tiempo, pero se puede lograr.
Los resultados beneficiarán la relación de pareja, pero especialmente beneficiarán la propia vida, para dejar de sufrir por celos o desconfianza y poder abrir el corazón sin temor a ser lastimados.

Copyright © Paraellas.Net – Todos los derechos reservados

2 thoughts on “Celos o desconfianza

  1. El blog es muy bueno, pero hay ciertos articulos donde quede con ganas de mas, por ello mi sugerencia de dar un analisis al final de aquellos artículos que lo ameriten, de restos muchos exitos en su blog

  2. Vicky: Antes publicábamos artículos más completos y por lo tanto mucho más extensos, pero la mayoría de los visitantes se quejaban de que eran demasiado largos y querían post breves, por lo tanto decidimos hacer varios artículos cortos sobre un tema y colocar los links para que las personas que se interesaraban en la temática siguieran leyendo. Esos links se colocaban automáticamente, pero al hacer unos cambios en la página se “descompaginaron” (valga la redundancia) y ya no están, entonces los temas quedan aislados, ahora hay que colocarlos manualmente uno por uno, lo cual es un trabajo que lleva mucho tiempo y paciencia.
    También nos ayudan las sugerencias y solicitudes, si te interesa un tema específico o varios, nos escribes y puedes pedir lo que quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *