Seduccion, todo lo que debes saber

Share Button

Seducir es conquistar

La seducción es una forma de conseguir la aceptación de los demás, de agradar, gustar, atraer y enamorar, según lo que se busque lograr por medio de la seducción.
Cuando se habla de seducción o seducir se asocia la palabra a una mujer tratando de conquistar a un hombre, pero hay muchas formas de seducción y todos las ejercemos desde la infancia aún sin ser conscientes de ello.

Los expertos en marketing y quienes trabajan en publicidad saben mucho sobre seducción ya que su propósito es seducir al público con determinados productos.

Seduccion, todo lo que debes saber

Primero evalúan a que sector estarará dirigida la publicidad y en base a eso intentarán seducir a los potenciales compradores, no es lo mismo un automóvil de lujo que una afeitadora, en cada caso se utilizarán diferentes enfoques pero en ambos habrá un mismo objetivo, despertar el interés.

Para seducirte tomarán en cuenta la presentación del producto para que luzca atractivo, pero esencialmente se trata de que quieras tenerlo y esa es la verdadera seducción, que no sólo te agrade algo o alguien sino crearte el deseo de poseerlo.

La seduccion de las personas

El ejemplo de como la publicidad intenta seducirnos para que compremos productos puede parecer que no tiene ningún punto en común con la seducción entre personas, pero está estrechamente relacionado.
Pueden seducirnos diferentes cosas pero algunas de ellas atraen a la mayoría, como la apariencia, el carisma, el éxito, el poder, la inteligencia y el sentido del humor.

La belleza es seducción

Por más que se diga que lo importante es el interior de las personas, no deja de ser una frase para quedar bien, lo primero que atrae es la imagen, un lindo rostro y un buen físico, después se verá el resto, pero el primer impacto es visual.
En una reunión de varias personas desconocidas los ojos de las mujeres se dirigirán hacia el hombre físicamente más atractivo y los ojos de los hombres hacia la mujer más bella.

La seducción del carisma

Luego viene el carisma, cuando se trata a dos personas, el carisma puede seducir más que la belleza y esto suele suceder en la mayoría de los casos.
Una persona carismática es aquella que tiene un don natural para seducir, muchos de los líderes del mundo llegan a serlo por su carisma y su poder de atracción sobre los demás más que por sus talentos o capacidades.
Muchos afirman que una persona carismática es entusiasta, emprendedora, posee buen sentido del humor y tiene una fuerte personalidad, pero creo que alguien puede ser carismático y seducir sin tener todas esas características, incluso sin tener ninguna de ellas.

La seducción del éxito

Las personas exitosas y famosas ejercen una seducción especial sobre la mayoría, basta con ver las reacciones de la gente ante un actor, actríz, cantante, deportista o cualquiera que triunfe en su profesión.
Ni siquiera deben hacer algo para seducir, con su éxito es más que suficiente para que hombres y mujeres se sientan atraídos.

Seducción de poder

El poder puede seducir más que la belleza o el carisma, posiblemente su único rival sea el éxito, las personas se sienten atraídas hacia aquellas que han llegado a tener poder, de cualquier índole.
Puede ser desde el pequeño poder de un jefe de sección en una oficina, pasando por aquellos que dirigen una empresa hasta llegar a quienes tienen verdadero poder sobre el mundo.
Las mujeres son quienes se sienten más seducidas por el poder, pero también hay hombres a los que les causa atracción una mujer con poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *