Los amigos toxicos

Share Button

La amistad puede afectar negativamente nuestra vida cuando en nuestro círculo más cercano nos encontramos con amigos tóxicos

A lo largo del tiempo nos encontramos con muy buenos amigos, personas maravillosas con las cuales podemos compartir lo bueno y lo malo de la vida, pero tambien podemos encontrarnos con otro tipo de personas a los que también llamamos amigos y se trata de los llamados amigos tóxicos.
Los amigos tóxicos, son aquellos que no aportan nada positivo y en la mayoría de los casos nos hacen sentir mal o directamente nos perjudican con sus actitudes.

amigos toxicos

Tipos de amigos tóxicos

El amigo celoso: Sentir un poco de celos es normal, pero cuando el amigo intenta saber cada detalle sobre tus otros amigos, con quien vas y a que hora, o arma escenas de celos, mejor mantener distancia.

El amigo competidor: Este tipo de amigo intenta competir contigo todo el tiempo, por dinero, por amistades, por objetos materiales, lo que sea es motivo para competir. Sentir competencia es sano en cierto punto, para superarse a uno mismo, pero cuando esto ocurre en el 95% de las veces y en una relación de amistad, es mejor alejarse, ya que no es una relación sana.

El amigo sanguijuela: Un amigo que constantemente toma prestadas tus cosas o te pide dinero y que depende demasiado de ti, definitivamente debe ser evitado. Los amigos que obtienen beneficios sin dar nada a cambio, no son verdaderos amigos, sólo personas interesadas y aprovechadoras.

El amigo ladrón: Este es el tipo de persona que te roba el tiempo, te roba la atención, te utiliza como apoyo emocional, pero no hace nada a cambio por ti. La amistad debe ser recíproca. Estas personas realmente no saben ni comprenden lo que es tener una amistad, van por la vida usando a la gente y sólo pensando en lo que los demás pueden hacer por ellos.

El amigo inadaptado: Este tipo de amigo es el que siempre se está metiendo en problemas, es el eterno adolescente, es irresponsable y suele arrastrar a quienes estén cerca, y/o esperar que le resuelvas sus problemas. De todas formas, lo mejor es evitarlos.

El amigo dictador: Es el tipo de amigo que siempre está imponiendo su voluntad y hasta puede entrar en cólera cuando las cosas no se hacen exactamente como quiere. Le gusta tener un séquito detrás y decidir a donde se va, a que hora, etc.

El amigo dramático: Después de un encuentro con esa persona nos sentimos con falta de energía, muchas veces con mal humor y/o tristeza. Se trata de esas personas que basan su vida entera en un drama, nunca sale nada positivo de sus bocas. Escapa de esta gente, para ver drama podemos mirar una película.

El amigo que pide consejos todo el tiempo: Pide consejos sobre temas de pareja, familiares, de dinero, de trabajo, hasta de que ponerse. Te hace cargar con la responsabilidad de decidir sobre sus asuntos y cuando se equivoca te culpa por sus errores.

El amigo chismoso: Si tu amigo está hablando mal constantemente de sus otros amigos, contando chismes sobre todos, o burlandose de los demás, es probable que a tus espaldas también lo haga. Nadie quiere tener cerca amistades en las que no se pueda confiar.

El amigo ocupado … salvo que necesite algo: Algunos amigos jamás parecen encontrar tiempo para ti. Ellos siempre presentan excusas cada vez que los necesitas, pero cuando ellos esperan algo de ti, siempre exigen que estés disponible. Este tipo de relación de amistad tampoco funciona ni es positiva de alguna forma.

El amigo imitador: Dicen que la imitación es una forma de adulación que puede llegar a causar agrado, pero cuando tu amigo se comporta como una fotocopia tuya, puede llegar a ser atemorizante.

El amigo que te aconseja en exceso: Está el amigo que todo el tiempo está emitiendo juicios sobre cómo debería ser tu vida, te critica con frecuencia, usa el sarcasmo, o se burla de ti.

El consejo es aprender a detectar cuales son los amigos tóxicos y entender que no existe ninguna razón que nos obligue a tolerar los comportamientos negativos de otras personas y tampoco tenemos motivos para mantenerlos cerca, alejarnos de la gente tóxica puede mejorar nuestra vida.

Copyright © Paraellas.Net All rights reserved

Un comentario en “Los amigos toxicos

  1. He caído en la cuenta que tengo una “amiga sanguijuela.” Ella tiene una gran suerte para que le ayuden a resolver asuntos de su vida personal y/o profesional porque tiene un excelente carácter y esto le ha generado el que trabaje poco o le resuelvan gran parte de sus compromisos.
    En una ocasión, – después de ayudarle otras tantas- me negué a proporcionarle un trabajo y se enojó, lo tomó personal. ¡Ufff! Para ésa clase de amigos, ¿para qué quiero enemigos? ¬¬

    Ciertamente creo que uno debe valorarse y justipreciar a los que son verdaderos, además tener presente el no confundir lo que debes hacer como una responsabilidad personal y otra pasar la vida haciéndole el trabajo y todo en nombre de la amistad…

    Saludos. 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *