Espiar el celular de la pareja

Share Button

Los teléfonos celulares pueden esconder muchos secretos y la tentación de descubrirlos suele ser muy fuerte, especialmente cuando la pareja prohibe el acceso a su teléfono

Desde que los telefonos móviles aparecieron en forma masiva en el mercado surgió una nueva forma de descubrir a los infieles, se podría asegurar que los teléfonos celulares han sido el talón de Aquiles de muchas personas.
Aún sin conocer estadísticas, es posible imaginar que se han descubierto más cantidad de infidelidades a partir de los teléfonos moviles, de las que se podían haber descubierto antes de que existieran.

espiar celular de la pareja

¿Qué motivos llevan a espiar el celular la pareja?

No todas las personas tienen interés en enterarse de las conversaciones de su pareja y en la mayoría de los casos tampoco se siente la necesidad de “espiar” un teléfono ajeno.
Pero no es precisamente la curiosidad la que lleva a alguien a tomar el teléfono y revisarlo a escondidas, sino las sospechas de que se está siendo víctima de infidelidad.
Esas sospechas surgen por diferentes indicios y se espera poder comprobar o descartar esa supuesta infidelidad mediante la información que se pueda encontrar en el celular de la pareja.
Uno de los indicios que llevan a la desconfianza surge cuando la pareja se oculta para hablar o enviar mensajes y coloca una clave para que nadie pueda acceder a su teléfono.

¿Está mal espiar el celular de la pareja?

No sería un hecho aceptable que alguien espie el teléfono móvil de otra persona, pero en ciertos casos puede haber excepciones, especialmente cuando esa es la única forma de descubrir si se está siendo engañado.
En una pareja ambos tienen derecho a la privacidad, pero también se supone que ninguno de los dos hace uso de esa privacidad para actuar a espaldas del otro, engañar, traicionar o ser infiel.

Cuando no hay secretos ni ocultamientos no es necesario colocar claves en el teléfono para impedir que su pareja tenga acceso al celular.

Si los dos tienen libre acceso al teléfono del otro seguramente a ninguno se le ocurrirá espiar, no habrá interés ni motivos para hacerlo, esa es la mejor forma de evitar problemas, como dice un viejo dicho: “Quien nada debe nada teme” y la mejor forma de demostrarlo es dejando que la pareja tome el teléfono cuantas veces quiera.

Copyright © Paraellas.Net All rights reserved

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *