El chocolate y el enamoramiento causan la misma felicidad

Share Button

Comer chocolate produciría la misma felicidad que un enamoramiento

¿Que tienen en común el chocolate y la sensación de felicidad que se produce durante el enamoramiento?
Según estudios científicos, cuando una persona se encuentra en la etapa del enamoramiento se siente alegre, excitada, eufórica y llena de energías.
Esas sensaciones no se deben a la magia del amor, sino a que durante el enamoramiento el cerebro segrega grandes cantidades de Feniletilamina.
La feniletilamina es una sustancia producida en el cerebro que pertenece a la clase de las anfetaminas.

¿COMER CHOCOLATE TE HACE FELÍZ?

El Chocolate contiene Feniletilamina, la cual que incentiva la producción de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina.
Estos neurotransmisores son encargados de generar bienestar, alegría y felicidad.
Investigaciones científicas han demostrado que la Feniletilamina contenida en el chocolate y la que produce el cerebro durante un enamoramiento causan las mismas sensaciones de alegría y felicidad.
Además de la Feniletilamina, el chocolate contiene alcaloides como la cafeína, que activan el sistema nervioso y actúan como euforizantes.


NO TODO ES COMO SE DICE

Pero así como algunos sostienen que comer chocolate y enamorarse es “lo mismo” en cuanto a lo que se siente, también están quienes aseguran que es un mito.
Otros estudios sobre este tema concluyeron que si bien el chocolate puede causar ciertas sensaciones de felicidad, esto ocurriría sólo cuando se consume en forma esporádica.

Comer grandes cantidades o a diario produciría desánimo y tendencia a la depresión.
Además los efectos euforizantes del chocolate serían efímeros, más breves que la euforia que causa tomar una copa de alcohol.
Por lo tanto sólo hay una mínima relación entre lo que se siente durante un enamoramiento y las sensaciones que produce el chocolate.
En conclusión, serás más feliz enamorándote que comiendo chocolate, la felicidad te durará más tiempo y no aumentarás de peso.

Autor:paraellas.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *