Consejos para controlar los celos

Share Button

Aprender a controlar las celos nos permite mantener la armonía de la pareja, pero especialmente nos sirve para conservar nuestra propia paz mental

Los celos no sólo destruyen parejas, también afectan la salud mental y física de las personas que sienten celos, porque cuando estos sentimientos se van acrecentando, con el tiempo pueden llegar a transformarse en una obsesión.
Cuando esto ocurre, la persona que padece celos obsesivos vive en un constante estado de ansiedad el cual puede ocasionar irritabilidad, cambios de humor, angustia, dificultad para concentrarse en otros asuntos de la vida cotidiana (tareas, trabajo, estudios), insomnio, trastornos digestivos y pensamientos paranoicos que la llevan a ver infidelidades en cualquier hecho intrascendente.

Consejos para controlar los celos

Claves para controlar los celos

Los celos obsesivos o celos patológicos no se solucionan sólo con la intención de cambiar, en estos casos se necesita ayuda profesional y se requiere terapia psicológica para aprender a controlar esos sentimientos, pero cuando aún no se ha llegado a ese extremo se pueden controlar los celos a través del razonamiento y el autoconocimiento.
Las claves para controlar los celos son muy sencillas y todos las podemos llevar a cabo, pero sólo se verán los resultados cuando existe la voluntad de cambiar y no se esperan recetas mágicas que logren acabar con lo celos en cuestión de minutos.

1 – Analizar profundamente cual es la causa de los celos y preguntarse que es lo que se teme. ¿Perder el amor de la pareja o ser abandonados?. ¿Es por miedo a ser engañados y tomados por tontos?¿Los celos son por temor a que surjan posibles rivales y tener que competir por el interés de una pareja?.¿Se sienten celos porque se considera que la pareja es una propiedad y nadie puede acercarse a ella?¿O se sienten celos porque se tienen sospechas fundadas de estar siendo engañados?.

2 – Cuando los celos surgen ante el temor de que otra persona despierte el amor de la persona amada y se “robe” a nuestra pareja, puede tratarse de inseguridades, baja autoestima y también del error de pensar que esa pareja nos da entidad y sin ella no somos nada.
Para controlar los celos es necesario comenzar a querese más a si mismos y no generar pensamientos catastróficos sobre lo que podría llegar a ocurrir en el futuro. El consejo es aprender a vivir el presente y dejar de preocuparse por cosas que no han sucedido.

3 – Si los celos surgen por miedo a ser engañados y que la pareja nos tome por tontos, pero no hay ningún motivo para sospechar que algo así está ocurriendo, también se trata de estar proyectando en la mente situaciones que sólo están en la imaginación. Vivir constantemente sufriendo y preocupándose por cosas que no están sucediendo es desperdiciar el tiempo con pensamientos negativos y a la vez es perderse de disfrutar de los momentos felices con la pareja. El consejo es el mismo que en el caso anterior, vivir el presente, disfrutar de los momentos felices y dejar de lado la negatividad.

4 – Cuando los celos son producto del temor a tener que rivalizar con otras personas por el amor de la pareja, también implican el miedo a perder en esa competencia o a no estar a la altura de esas o esos rivales. Estos celos están relacionados directamente con complejos de inferioridad, autoestima baja e inseguridades y esos problemas se pueden corregir buscando apoyo psicológico.
Pero mientras no se recibe ayuda profesional, es necesario razonar que el amor no es un premio que se puede ganar o perder en una competencia, el amor es un sentimiento muy fuerte, si alguien te ama verdaderamente continuará sintiendo ese amor en cualquier circunstancia y si elige a otra persona es simplemente porque no te amaba y en ese caso es mejor que cada uno siga por su camino. El consejo es dejar de atormentarse con celos y temores, porque no conducen a nada, si alguien te ama estará a tu lado y si no te ama se irá, de nada vale sufrir y preocuparse por cosas que no puedes controlar.

5 – Sentir celos cuando se tiene firmes sospechas de que la pareja está siendo infiel, no se trata de celos, es desconfianza o una mezcla de ambas cosas. En esos casos en vez de atormentarse con celos y sospechas es mejor ocupar el tiempo en averiguar si esas sospechas tienen razón de ser y una vez que se confirma que efectivamente la pareja es infiel se toma la decisión que se considere adecuada, ya sea continuar o terminar la relación.

En resumen, lo que tratamos de explicar es que los celos son sentimientos negativos que no tienen razón de ser y no conducen absolutamente a nada, porque impiden disfrutar del amor de la pareja, crean conflictos innecesarios y tampoco sirven para evitar ser engañados o abandonados. Por lo tanto lo mejor es dejar de pensar que tenemos que controlarlo todo para evitar las cosas malas que podrían suceder, pensar que lo que deba ser será, relajarse, dejar que las cosas fluyan, pensar positivo y disfrutar de cada momento bueno que pasas con tu pareja.

Ver más artículos sobre los celos:

* Celos o desconfianza

* Pareja celosa, aprende a detectarla

* Los celos y sus verdaderas causas

* Celos femeninos

* Hombres celosos

* Celos en la amistad

Copyright © Paraellas.Net All rights reserved

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *