Baño de color en el cabello

Share Button

El baño de color es la mejor alternativa para cambiar o acentuar el tono de las mechas y los reflejos

Cuando nos hacemos mechas, reflejos, californianas o un balayage, no siempre el resultado es lo que esperábamos, porque en ocasiones el color es demasiado claro o queda más oscuro de lo que deseábamos y en el peor de los casos el cabello se ve con desagradables tonos naranja o zanahoria.
En esos casos la solución no es decolorar nuevamente y repetir el proceso, ya que el cabello podría dañarse irremediablemente, sino recurrir al llamado baño de color.

Baño de color en el cabello

¿Qué es un baño de color?

El baño de color es un procedimiento sencillo que consiste en aplicar un tinte del color elegido, pero en lugar de dejarlo actuar el tiempo que indica el envase sólo se mantiene aplicado durante unos pocos minutos.
El baño de color se puede realizar con un tinte permanente, un tinte sin amoníaco o un tono sobre tono, la elección del tinte dependerá del problema que queremos solucionar.

Debemos recordar que los tintes tono sobre tono sólo se pueden utilizar para oscurecer el cabello, por lo tanto si lo que buscamos es aclarar el cabello o quitar los tonos naranja debemos emplear una coloración permanente.
Otro detalle a tener en cuenta es si usar un oxidante de 10 o de 20 volúmenes, si sólo buscamos tonalizar levemente el color utilizaremos el de 10 volúmenes, pero cuando se necesita un cambio (aclarar mechas o quitar el tono naranja) es necesario usar el de 20 volúmenes.


¿Cómo hacer un baño de color?

Para hacer un baño de color necesitamos tinte, oxidante, un pincel y un recipiente de plástico, vidrio o cerámica (no de metal) y guantes.
Podemos comprar un kit que ya trae el tinte, el oxidante y los guantes o adquirir cada cosa por separado.
De acuerdo a la cantidad de cabello que vamos a tonalizar utilizaremos todo el producto o sólo usamos la mitad del tinte y la mitad del oxidante.
Colocamos en el recipiente el tinte y el oxidante, mezclamos bien y ya está listo para aplicar.

Se puede hacer un baño de color de diversas formas, por ejemplo si tenemos mechas localizadas y lo que deseamos es cambiarles el color sólo aplicaremos el tinte en las mechas y no en el resto del cabello.
El tiempo de exposición varía de acuerdo al resultado que esperamos obtener, pero suele ser de aproximadamente 15 minutos.
En cambio si se trata de mechas hechas con gorra será necesario aplicar el baño de color en todo el cabello, en este caso el tiempo de exposición debe ser de entre 5 y 10 minutos, si se deja más tiempo puede alterar el color de la base.
Una vez finalizado el baño de color, se quita el tinte con abundante agua y se procede a lavar el cabello de la forma acostumbrada.

Copyright © Paraellas.Net – Todos los derechos reservados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *